elcamaleonesceptico

Baltasar de Castiglione o el arte de vivir (1478-1529). El Renacimiento

Baltasar di Castiglione o el arte de vivir (1478-1529). El Renacimiento a través del manual del perfecto caballero.




      

El Renacimiento consistió en una prodigiosa expansión de la vida en todas sus formas, que, en conjunto, alcanzó sus más altas manifestaciones entre 1490 y 1560. Definir un contexto histórico y social para la época es enormemente difícil. Podemos decir que se trata de una revolución integral de vida; un cambio profundo en la sensibilidad y en la concepción de la vida que no rompe sino aglutina las formas antiguas medievales, escolástica y costumbres con una nueva visión filosófica basada en el neoplatonicismo y en el éxito del individualismo dentro de una obra colectiva, ejemplo de ello será la defensa última del bienestar privado o público; la exaltación de la naturaleza como mecano perfecto en un cosmos que empieza a ser comprendido y, a veces, reacción crítica al misticismo y oscuridad del alma en una Edad Media en guerra frente a sus demonios. El renacimiento de la antigüedad clásica no implica la copia sino una sensibilidad nueva, afín al mundo antiguo, pero no su imitadora. Los clásicos habían definido tan brillantemente el arte de la vida que no era necesario más que dar a conocer aquellos textos, debidamente corregidos por el humanista y expresarse con los mismos modelos. El Humanismo conlleva una manera de vivir en la que la existencia y sus exigencias naturales ocupaban una atención preferente. la afirmación de la personalidad, el gusto estético, la liberalidad, la cortesía, como rasgos humanos, merecen especial estima de los autores  de este tiempo.  La genialidad intelectual se manifestará además en la búsqueda del un equilibrio perfecto entre Arte y Ciencia. El arte y el hombre a través de sus posibilidades dadas por la educación y el conocimiento serían las claves para llegar a conocer científicamente a la Naturaleza. Terminar diciendo que en el ocaso del Renacimiento e introducción de lo que llamamos primer Barroco, el Manierismo, la fisura traumática de la separación de las iglesias cristianas durante la Reforma iniciada por Lutero en 1517 no significó ruptura a pesar de las guerras de religión venideras  sino libertad de culto, experimentación del yo en un dialogo con Dios y apertura intelectual de las distintas comunidades en litigo. Además, el genio y formación humanística del artista abrirá caminos a la estética y ética imposibles hasta el momento.
 
 El Renacimiento de las ciudades a partir del siglo XIII  bajo la fórmula de una sociedad mercantilista traducida en el poder de la moneda y en la transacción comercial fue el caldo de cultivo de la nueva época. La burguesía del llamado primer capitalismo y los inicios de la llamada monarquía absoluta  -estudiada en un artículo anterior de la presente página HISTORIA-  abren la puerta al poder de las formas. Las letras, las ciencias y las artes tomaron su impulso en los círculos de los comerciantes enriquecidos además del impulso de los nuevos soberanos capaces de imponer una sociedad en plena expansión económica, de absorber el dinero por las contribuciones y los empréstitos, y de mantener a los cortesanos. El Renacimiento fue fruto de las cortes, las academias, de las ciudades marineras y sus lonjas a manera de catedrales, de los portulanos y cruces de caminos entre continentes, de los humanistas como apóstoles de la antigüedad clásica, de las universidades y los salones más refinados.
 
En este contexto debemos fijar la vida y obra de Baltasar di Castiglione, nacido en Mantua en 1478 y fallecido en Toledo en 1529 debido a unas fiebres virulentas tras una epidemia de peste. Nacido de familia noble estudió en Milán latín y griego con los humanistas Demetrio Calcondila y Giorgio Merula, formándose como gentilhombre en la corte de Ludovico el Moro, en el esplendor de las artes y refinamiento de costumbres. Allí permanecería hasta 1499, fecha de la muerte de su padre. Pasaría no muy tarde al servicio del marqués Francisco Gonzaga y en 1504 se instalaría en la corte ducal de Urbino bajo lal protección de Guidobaldo de Montefeltro y Francisco María de La Rovére. Años determinantes en su formación humanística. De la corte ducal extrae experiencias y comentarios para El Cortesano. Según explica el mismo Castiglione esbozaría en su mente el libro desde la muerte del duque Guidobaldo a través de conversaciones mantenidas con personajes reales como fueron Pietro Bembo, Ludovico de Canosa, Fregoso entre otros. Más tarde entre 1513 y 1516 permanece en Roma como embajador en la corte papal. De estos años data su amistad con el pintor Rafael que inmortalizó al escritor en el retrato que se conserva en el museo del Louvre. En la corte de León X desarrollaría una intensa actividad política, diplomática y cortesana. Escribiría allí los primeros bocetos de su obra "El cortesano"  siendo su redacción definitiva hacia 1518 y su publicación en 1528. Inmediatamente después de su terminación, será traducido a todos los idiomas europeos. En el caso de España su inmersión al castellano se debió a Boscán a instancias de su amigo el gran poeta renacentista Garcilaso de la Vega. En 1520, muere su esposa y decide abrazar el estado eclesiástico. Tras el nombramiento de Clemente VII se instala de nuevo en Roma. En 1524 es nombrado pronotario apostólico y, casi inmediatamente, nuncio en España. Tras su muerte en Toledo, el emperador Carlos I autorizó el traslado de sus restos a Mantua donde fue enterrado en junio de 1530. El emperador escribiría de Castiglione: "es muerto uno de los mejores caballeros del mundo" Definía así la virtud humabna de la caballería, tal y como se entendía en el primer Renacimiento Español: caballero, hombre de corte y otros atributos culturales como eran su formación humanística y su capacidad literaria. Castiglione fue un producto genuino del refinamiento cultural y humano que se respiraba en las cortes italianas del Cinquecento, modelo inequívoco de ese mundo peculiar, lo que explica el nacimiento de su tratado. El libro no es demasiado extenso de Baltasar di Castiglione trata del arte y conocimiento del caballero en las situaciones más variopintas y suscitas en la nueva sociedad renacentista. Manuscrito corregido continuamente por el escritor, se difundirá primero entre amigos y conocidos. Saldrá pues al mercado editorial precedido de fama y esperado por muchos. Se insertaría desde entonces con los molde vigentes en los tratados renacentistas que a su vez conectaban con modelos de la antigüedad clásica: el libro traza un ideal de perfección humana -el Cortesano perfecto- y el mismo Castiglione legitima ese trazado trayendo a colación ejemplos prestigiados: el perfecto rey, el perfecto orador, el perfecto caballero, la perfecta dama...Su arquitectura intelectual se concreta en ideas filosóficas extraidas de Platón, Aristóteles, Cicerón... Además de su mundo cultural como Dante, Petrarca, Boccacio. Ideas fijadas en la práctica humanística del momento donde el prototipo humano no es solamente idealizado sino que se filtra en un contínuo a través de la realidad histórica de su tiempo. A través de cuatro libros o veladas mantiene un diálogo entre varios interlocutores, los contertulios de la duquesa Isabel Gonzaga. Junto a ella, la señora Emilia Pía. Ambas mujeres señalarán el orden de la conversación. La fórmula es el juego. No es el juego manierista que avanza con el siglo y simulado en una charada de máscaras venecianas sino la claridad y el orden que impone una visión tridimensional del mundo. Se avanzan todas las propuestas que se puedan dar sobre la naturaleza de cortesanía más conveniente. Nacimiento y educación del gentilhombre, comportamiento en sociedad, conducta de la perfecta dama de palacio y las relaciones del cortesano con el príncipe o mecenas.
 
Baltasar di Castiglione describe la corte de Urbino, el magnífico palacio de mármoles y esculturas grecolatinas  con sus habitaciones magníficamente decoradas con la nueva temática mitológica y sacra, perspectivas diáfanas llenas de luz y arquitecturas inspiradas en la geometría; además, describe el triunfo de la sabiduría y su compilación en la soberbia biblioteca palaciega. Biblioteca de libros latinos, griegos y hebreos bellamente estampados y encuadernados. Es una corte galante; su objetivo es el placer de los sentidos. Se pasa el tiempo en fiestas, danzas, justas, torneos y conversaciones a manera de desafíos intelectuales. Castiglione describirá a lo largo de los cuatro libros las características del caballero y de la dama perfectos:

"Quiero que nuestro cortesano esté más que medianamente instruido en letras (...) Qué esté versado en los poetas y paralelamente en los oradores e historiadores y, además, diestro en escribir en prosa y verso (...) No le faltarán además dotes de agradable conversación con las damas, las cuales, por lo general, gustan de estas cosas. No estaré satisfecho de nuestro caballero si no es músico y sabe tocar diversos intrumentos... Pues además de la diversión y del sosiego que la música proporciona a cada uno, sirve a menudo para satisfacer a las damas, cuyos corazones tiernos y delicados son fácilmente penetrados por la armonía y comados por sus dulzuras..."

El caballero tras una educación y formación integral, debe contenerse y ser dueño de sí mismo, dominar sus pasiones que podrías llevarlo a la pérdida de sus virtudes naturales. Su semblante tiene que ser tranquilo. Debe evitar la acciones  groseras, las palabras crudas, los conceptos que puedan enrojecer a las damas. Que sea cortés y lleno de condescendencia y urbanidad para todos. Que sepa decir frases agradables y contar historias alegres, pero con decencia. Como se ha dicho anteriormente, la mejor regla de conducta que se le puede dar es que sepa gobernar sus acciones en vista de complacer al príncipe y a la dama virtuosa, perfecta en un todo cuadriculado por la belleza.

La dama representa el segundo tema de nuestro estudio. Castiglione habla de la gentildonna en su segundo libro. El retrato femenino se ajusta a un esquema similar al del Cortesano. Muchas virtudes serán comunes a los dos personajes: nobleza de linaje, gracia natural, ausencia de afectación.. Pero otras virtudes serán propias de la dama: la hermosura, la delicadeza tierna y blanda que contrapone a la gallardía varonil. El ideal de la gentildama no es solamente para contemplarlo sino para tomarlo como medio de comportamiento, rico y variado. La "perfecta dama" debe poseer -junto a las cualidades naturales de esposa y madre-, virtudes sociales. Además, de llevar su casa, debe tener cultura, garbo en la conversación, conocimiento de las artes y "cierta afabilidad graciosa": ni retraída ni descarada; debe saber danzar y hacerse rogar; cantar y tañer con movimientos mesurados.

"(...) La dama que vive en la corte debe, ante todo, poseer una cierta afabilidad amable, por la cual sepa entretener a toda clase de personas con conversaciones agradables, honesta y acomodaddas al tiempo, lugar y calidad de la persona con quien habla. Debe tener un porte tranquilo y modesto, una honestidad que ponga siempre mesura en sus acciones, aunque con una cierta vivacidad de espíritu por la cual se muestre alejada de toda pesadez y, con todo, debe reunir una buena dosis de bondad que la haga estimar no menos prudente, púdica y dulce que amable (...) "

 La orientación de este artículo se ha basado principalmente en la vida y obra del humanista universal Baltasar di Castiglione. A su vez, he creído certero analizar la tesis del estudio en la naturaleza del cortesano y la dama. Hombre y mujer. Razonamientos, ejemplos moralizantes que nos llevaría a la didáctica medieval además de sentencias afirman en el libro la importancia de equiparar hombres y mujeres, al menos, se dice que las mujeres están "naturalmente dispuestas a recibir las mismas virtudes que suelen recibir los hombres". El pensamiento más elevado une a los sexos en UNO; potencia filosofal y aspiración de alquimistas y pequeño homenaje del escribano al Día de los Enamorados que no festejo y sabeís que es así. El amor es más sublime, sagrado e íntimo que cualquier regalo de todo a un euro. Espero que os guste esta aproximación al Renacimiento. Si "el hombre es la medida de todas las cosas" fue en estos siglos donde consagró su honestidad ante un futuro lleno de éxitos y fracasos. Nosotros somos ese resultado en bruto todavía por pulimentar y mejorar. Hoy me considero humanista; algún día tendría que tocar. El Camaleón Cortesano.

Libro de Visita


http://www.comoseduciraunamujer.net/blog/wp-content/uploads/2009/08/comoseduciraunamujer-conversar-300x237.jpg
    Una limosnica pa el camaleón aunque sea una mosca. Un cumplido y saludo a los que hacen la página. Sed buenos y agradecidos. Esperamos que os hayan gustado los contenidos. Hasta mañana; buenos días, buenas tardes o buenas noches. Los Moderadores.

Ir a Libro de Visita


Música



     Música. Arte Mayor para regocijo del alma y belleza de sonidos capturados por el recuerdo. Imágenes y matices, emociones y estudio. Placer y ventana al mundo desde el lenguaje universal de pentagrama y la fuerza de los sentimientos.

Ir a Música


Comunidad


http://estebansaiz.com/blog/wp-content/uploads/2007/09/comunidad.jpg

    S
ección abierta al lector de hoy a través de propuestas, opinión y comunicaciones desde el individualismo o movimiento ciudadano no corporativo y apolítico. Compromiso, argumentación y cambio en un mundo actual.

Ir a Comunidad


Valoración y Estadísticas




Imágenes para la Reflexión



     Imágenes para la Reflexión plantea mirar, leer y sonreír, si se puede, acerca de miles de lecturas, datos, sentimientos y demás sensaciones que comportan la plasticidad, lógica, surrealismo y extrañeza de lo que observamos y consumimos. Espero que os guste en lo sucesivo. Está abierta la sección a todas las colaboraciones posibles.

Ir a Imágenes para la Reflexión...


Orbis Terrarum. Viajeros.




    
    P
iedra del camino, el viaje. Tú, la historia contada en una maleta anclada en las estaciones de la vida. Que el periplo te guíe hacia las esferas armilares y al final encuentres lo que buscas. Viajeros, turistas accidentales, apátridas, trotamundos y exilados compartid los espacios.


Ir a Orbis Terrarum. Viajeros


Diccionario de uso Didáctico de la R.A.E.








Buscar Palabra...

    Un diccionario es una obra de consulta de palabras o términos que se encuentran ordenados alfabéticamente. De dichas palabras o términos se proporciona su significado, etimología, ortografía y, en el caso de ciertas lenguas, fija su pronunciación y separación silábica. La disciplina que se encarga, entre otras tareas, de elaborar diccionarios es la lexicografía.

Afiliados Publicidad (Webs Amigas)


 
    Amigos todos de las ondas extrañas, bienvenidos al camaleonesceptico.es.tl. Hagamos una cadena de conocimiento y ocio con el fin de que los contenidos alimenten vuestro conocimiento y sensibilidad. No existe otro interés. Comunicar y sentir. El camaleón.

Ir a Afiliados

Documentales



El documental es la representación de la realidad vista por algo audiovisual. La organización y estructura de imágenes, sonidos (textos y entrevistas) según el punto de vista del autor determina el tipo de documental.

Ir a Documentales


Juegos



     El juego es una actividad que se utiliza para la diversión y el disfrute de los participantes, en muchas ocasiones, incluso como herramienta educativa. Los juegos normalmente se diferencian del trabajo y del arte, pero en muchos casos estos no tienen una diferenciación demasiado clara.

Ir a Juegos


Perfil de Moderadores





=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=